Rediseño del espacio aéreo de México llevará años: IATA

La Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA) dijo que el inicio de la primera fase del rediseño del espacio aéreo los “dejó contentos”, pero es parte de un trabajo que llevará varios años hasta que se logre que todo el sistema mexicano esté alineado y coordinado.

“La implementación de hoy es simplemente la primera fase. Una vez que el gobierno dicte cómo se va a utilizar Santa Lucía y Toluca y veamos más vuelos que se lleven a esos aeropuertos, tenemos que ir modificando el rediseño del espacio”, dijo Peter Cerdá, vicepresidente para las Américas del organismo.

Recordó que este nuevo sistema fue analizado por la autoridad, la industria, así como con la Agencia Federal de Aviación Civil (AFAC) y Servicios a la Navegación en el Espacio Aéreo Mexicano (Seneam), se demoró debido a las solicitudes que realizaron por “inquietudes” del sector.

“Ya estamos con una implementación y está funcionando. Tenemos que ver ahora los beneficios que nos va a traer tanto a nivel eficiencias, menos consumo de combustible, de dióxido de carbono y eficiencias. Estamos contentos, fue un desarrollo complejo porque el espacio aéreo de México es una zona muy complicada a nivel transporte aéreo y se ha hecho de una manera muy responsable”, afirmó.

Durante una reunión con medios de Latinoamérica, mencionó que esperan que en el corto plazo se registren los beneficios para la industria y el sector aéreo.

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) puso en marcha este jueves la primera fase del rediseño del espacio aéreo en el Valle de México, que contempla las operaciones de los aeropuertos internacionales de la Ciudad de México (AICM) y Toluca.

Lo anterior, debido a que la AFAC otorgó la certificación correspondiente para esta fase de los procedimientos de vuelo de las aeronaves y el rediseño del espacio aéreo, tomando como base la normatividad de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) y seguridad que garantizan la viabilidad operacional, dijo la dependencia.

Este nuevo servicio, como lo adelantó T21, abonará a la interoperabilidad aérea y facilitar el trabajo simultáneo, actual y futuro de los aeropuertos mencionados y de Cuernavaca, Puebla y Querétaro.

La dependencia adelantó que la segunda fase entrará en operación con la inauguración del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles en marzo de 2022.

La SCT detalló que los beneficios de este rediseño es la reducción de hasta 16% promedio del tiempo de vuelo de las aeronaves que operen en el espacio aéreo del sistema aeroportuario metropolitano, tiempos predecibles y mayor eficiencia en rutas de llegada y salida en cada aeropuerto.

También la reducción de las demoras operacionales, que se traducen en un aumento de la capacidad del espacio aéreo, así como en el consumo de combustible y emisión de gases contaminantes y en las interacciones y carga de trabajo para pilotos y controladores de tránsito aéreo.

Comenta y síguenos en Twitter: @evandeltoro / @GrupoT21

  • Consulta la edición electrónica de la revista T21 de marzo en este link.
  • Suscríbete aquí al boletín de noticias de T21
  • Solicita tu suscripción a la revista impresa en: suscripciones@t21.com.mx