Hoy entra en operación primera fase del rediseño del espacio aéreo

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) pondrá en marcha este jueves la primera fase del rediseño del espacio aéreo en el Valle de México, que contempla las operaciones de los aeropuertos internacionales de la Ciudad de México (AICM) y Toluca.

Lo anterior, debido a que la Agencia Federal de Aviación Civil (AFAC) otorgó la certificación correspondiente para esta fase de los procedimientos de vuelo de las aeronaves y el rediseño del espacio aéreo, tomando como base la normatividad de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI).

“El nuevo diseño del espacio aéreo ha sido probado en diferentes escenarios y simuladores de vuelo por pilotos nacionales y extranjeros, a fin de asegurar el cumplimiento de los criterios de calidad, eficiencia y seguridad que garantizan la viabilidad operacional”, dijo la dependencia.

Este nuevo servicio, como lo adelantó T21, abonará a la interoperabilidad aérea y facilitar el trabajo simultáneo, actual y futuro de los aeropuertos mencionados y de Cuernavaca, Puebla y Querétaro.

La dependencia adelantó que la segunda fase entrará en operación con la inauguración del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles en marzo de 2022.

La SCT detalló que los beneficios de este rediseño es la reducción de hasta 16% promedio del tiempo de vuelo de las aeronaves que operen en el espacio aéreo del sistema aeroportuario metropolitano, tiempos predecibles y mayor eficiencia en rutas de llegada y salida en cada aeropuerto.

También reducción de las demoras operacionales, que se traducen en un aumento de la capacidad del espacio aéreo, así como en el consumo de combustible y emisión de gases contaminantes y en las interacciones y carga de trabajo para pilotos y controladores de tránsito aéreo.

Desde diciembre de 2018, la SCT, a través de los Servicios a la Navegación en el Espacio Aéreo Mexicano (Seneam), ha desarrollado un Plan Rector para la modernización y reestructura del espacio aéreo mediante la Navegación Basada en la Performance (PBN por sus siglas en inglés), que permite evolucionar la navegación aérea mediante el uso actual y futuro de la infraestructura en tierra, aprovechando la tecnología satelital y digital, así como los sistemas tecnológicos avanzados en las cabinas de vuelo, a fin de que las aeronaves puedan navegar en rutas más precisas, directas y eficientes.

Para la reestructuración del espacio aéreo se ha contado con el apoyo de NavBlue y la participación activa de especialistas, profesionales y académicos representantes de organizaciones aeronáuticas como la OACI, la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), la Cámara Nacional de Aerotransportes (Canaero), el Colegio de Pilotos Aviadores y de Ingenieros en Aeronáutica, representantes de líneas aéreas y propietarios de aeronaves, operadores de aviación general, aviación militar y colegios de especialistas.

Es importante señalar que desde 2005, a lo largo del territorio nacional, se han implementado cientos de rutas de llegada, salida y aproximación con procedimientos que utilizan la PBN, que a la fecha usan más de 20 aeropuertos internacionales como son el de Cancún, Guadalajara, Monterrey, Tijuana, Acapulco y Zihuatanejo.

Comenta y síguenos en Twitter: @GrupoT21

  • Consulta la edición electrónica de la revista T21 de marzo en este link.
  • Suscríbete aquí al boletín de noticias de T21
  • Solicita tu suscripción a la revista impresa en: suscripciones@t21.com.mx