Aeroméxico iniciará vuelos con pasajeros de su 737 MAX a nivel nacional

Aeroméxico confirmó a T21 que será la próxima semana cuando inicie operaciones con pasajeros en 3 rutas nacionales a través de sus aviones Boeing 737 MAX-8, que permanecieron en tierra desde marzo de 2019 tras los accidentes que se reportaron en diversas latitudes con ese mismo modelo de avión.

Christian Pastrana, director de comunicación y asuntos públicos de la aerolínea, expuso sin dar detalles que durante estos días las aeronaves realizarán 3 vuelos de verificación.

Sobre los destinos, precisó que serán Cancún, Tijuana y Monterrey, aunque está sujeto a cambios.

La aerolínea cuenta con 6 737 MAX-8, mismos que permanecen en tierra desde el pasado 11 de marzo de 2019, como una decisión propia de la compañía, tras los accidentes de los vuelos 302 de Ethiopian Airlines y del vuelo JT-610 de Lion Air.

“Aeroméxico ha decidido suspender temporalmente la operación de sus 6 equipos Boeing 737 MAX-8 en tanto se cuente con información contundente sobre las investigaciones del lamentable accidente del vuelo ET302”, informó en su momento.

Las operaciones planeadas de Grupo Aeroméxico hasta diciembre de 2019 contemplaban 14 equipos 737 MAX, además, tenía contemplado la compra de hasta 90 equipos de este modelo.

El 13 de marzo de ese mismo año, la Agencia Federal de Aviación Civil (AFAC) emitió la directiva de Aeronavegabilidad de Emergencia No. 2019-01, con la que se informa de la suspensión de las operaciones de dicho modelo de avión.

La Administración Federal de Aviación de Estados Unidos (FAA por sus siglas en inglés) suspendió el 18 de noviembre de este año la orden que interrumpía las operaciones comerciales de los modelos Boeing 737-8 y 737-9.

De este modo, las compañías aéreas que se encuentran bajo la jurisdicción de la FAA, inclusive las que están en dicho país, están autorizadas a tomar las medidas necesarias para reanudar las operaciones y Boeing a empezar a realizar entregas.

Tras dicho anunció, el pasado 3 de diciembre, la AFAC emitió otra directiva sobre Requerimientos para el reinicio de operaciones de las aeronaves de este modelo, disposiciones en materia de seguridad que todo concesionario, permisionario y operador aéreo que pretenda realizar operaciones aéreas en espacio aéreo bajo la jurisdicción del Estado Mexicano debe dar cumplimiento a lo establecido.

Para ello, las aerolíneas deben de aprobar las revisiones del programa de entrenamiento de pilotos, así como el cumplimiento del proceso de emisión y revalidación de los certificados de aeronavegabilidad y aceptación de los certificados de exportación para todos los aviones 737 MAX nuevos fabricados y seguir las acciones de mantenimiento necesarios para prepararlos para su reinicio de operaciones.

Así también instalar un nuevo software informático de control de vuelo, cambio que evitará la activación errónea del MCAS, entre otras medidas de seguridad; otro más en el sistema de visualización de la cabina para generar una alerta a los pilotos sobre una posible falla de los 2 sensores AOA de la aeronave.

También incorporar procedimientos operativos nuevos y revisados en el manual de vuelo de la aeronave, esto para garantizar que la tripulación de vuelo tenga las medidas para reconocer y responder al movimiento erróneo del estabilizador y los efectos de una posible falla del sensor.

Además de cambiar el enrutamiento de los cables de ajuste del estabilizador horizontal, esto tiene como objetivo que la aeronave cumpla plenamente con los estándares de seguridad de separación de cables y de conformidad con el estado de diseño.

Además de estos 4 cambios, también es necesario que realicen una prueba del sistema de sensores AOA y realicen un vuelo de preparación operativa antes de que cada aeronave retorne a servicio, para lo cual se debe solicitar a la AFAC el permiso especial de vuelo.

“Ninguna aeronave podrá ingresar a territorio nacional o sobrevolar el espacio aéreo bajo la jurisdicción del Estado Mexicano, a menos que cuente con la autorización respectiva y que sea exclusivamente para llevar a cabo las acciones de mantenimiento señaladas en la presente Directiva en un Taller Aeronáutico nacional o en el extranjero y que por ello requiera realizar el sobrevuelo sobre el territorio nacional o en el espacio aéreo”, precisó el organismo mexicano.

La suspensión de los B-737 MAX y la consiguiente demora en la entrega programada de 9 aeronaves en 2019, incrementó los costos de mantenimiento y reparación, sin embargo, la aerolínea dijo que “no es posible determinar con precisión la cantidad de dicho incremento”.

La capacidad de la compañía, medida en asientos-kilómetro disponibles (ASKs) durante el año pasado, disminuyó 4.9% año contra año, como resultado del impacto negativo que generó la suspensión de esta aeronave.

Al cierre de 2019, los ingresos totales de la compañía ascendieron a 68,766 millones de pesos, una reducción de 2.1% en comparación con lo registrado en el mismo período de 2018, por no contar con los 14 B737 MAX.

Comenta y síguenos en Twitter: @evandeltoro / @GrupoT21

  • Consulta la edición electrónica de la revista T21 de diciembre en este link
  • Suscríbete aquí al boletín de noticias de T21
  • Solicita tu suscripción a la revista impresa en: suscripciones@t21.com.mx