Mayday: Afectaciones sin retorno

Disminución de vuelos, aviones en tierra y posibles quiebras, son las principales afectaciones que el sector aéreo de pasajeros está sufriendo a nivel mundial y México no es la excepción.

Si bien el 85% de la flota aérea que hay en el país, que asciende a 355 aeronaves, estaba en tierra al cierre de esta edición, las afectaciones no solo se están reflejando en el sector aéreo comercial sino en el de carga, sobre todo considerando que gran parte de la carga aérea se transporta en las bodegas de los aviones comerciales, lo que genera afectaciones en tarifas y el volumen como resultado de la ley de oferta y demanda.

“Ahora hay menos aerolíneas volando, hay menos capacidad para transportar carga y si bien algunas industrias disminuyeron o cancelaron operaciones, otras como pharma y alimentos reportan alta demanda, por lo que estamos trabajando 24 horas al día para asegurar que los embarques van a llegar a su destino”, señala Carlos González, General Manager de Apex Logistics México.

Esta disminución de itinerarios en México y el mundo por parte de las aerolíneas significa que los freight forwarders y embarcadores estén en una búsqueda constante de proveedores de servicios, aumentando el costo logístico entre 30 y 50% promedio por embarque, de acuerdo con Alejandro Márquez, Commercial & Traffic Director de Zach Logistics.

“La disminución de capacidad y la demanda que se mantuvo hizo que las tarifas se dispararan hasta en un 100% en el mercado carguero. Sin embargo, las tarifas ya han ido a la baja conforme más cargueros están siendo agregados. Los cargueros se dieron cuenta que no había riesgo y empezaron a volar, además de que las aerolíneas comerciales están adaptando sus aeronaves para transportar carga. Ahora las tarifas se redujeron en 50% de lo que llegaron a aumentar”, añade Fernando Dragonné, Cargo Manager Country Lead Mexico de Cathay Pacific Cargo.

Cobertura especial: COVID-19 y su impacto en la cadena de suministro

Con el aumento de tarifas el sector de carga aérea también podría ver una disminución en su manejo de volúmenes en estos meses, pues solamente los productos que tienen urgencia de viajar o son de alto valor seguirían volando”, estima Juan Hinojosa, CEO de AFS Forwarding & Logistics.

No obstante, existe una ventaja en esto: los vuelos cargueros dedicados siguen funcionando, por lo que en este tipo de opciones pueden manejar mayor capacidad que en las panzas de los aviones comerciales.

Para conocer más acerca de este tema, consulta gratis la edición de mayo de la revista T21 en este link.

Comenta y síguenos en Twitter: @Irale1427 / @GrupoT21