Aerolíneas en picada bursátil tras incertidumbre por COVID-19

Desde el inicio del brote del virus COVID-19 (coronavirus) en China, ahora declarado como pandemia, las aerolíneas del mundo buscaron la forma de proteger a sus usuarios y evitar la propagación del virus de un país a otro o incluso entre continentes, lo cual ha generado afectaciones debido a que muchas de las empresas aéreas disminuyeron o cancelaron vuelos.

Lo anterior, sumado al hecho de que Donald Trump, Presidente de Estados Unidos, informó que los vuelos entre Estados Unidos y Europa (excepto Reino Unido) tendrán algunas restricciones, con el fin de proteger a la Unión Americana de la propagación del virus, lo cual ha generado afectaciones económicas a las aerolíneas sobre todo en el rubro de pasajeros que, de acuerdo con un análisis realizado por T21, cerraron la jornada bursátil con amplias caídas.

Las principales afectadas son las aerolíneas asiáticas, una de ellas, China Airlines cerró el 12 de marzo con un precio por acción de 7.66 nuevos dólares taiwaneses, lo que significó una caída de 16% ante los 9.12 nuevos dólares taiwaneses por acción reportados el 02 de enero; -3% ante los 7.93 dólares taiwaneses por acción registrados en febrero; y -5% ante los 8.06 dólares taiwaneses del 02 de marzo.

Cathay Pacific es otra de las empresas que se ha visto afectada en su tráfico de pasajeros, lo cual se refleja financieramente debido a que el 12 de marzo culminó con 1.07 euros por acción, una diferencia de -17.7% ante los 1.3 euros por acción de enero; -5.3% en proporción a los 1.13 euros por acción de febrero; y -7.7% respecto a los 1.16 euros por acción de principios de marzo.

China Southern también está resintiendo la contingencia por el coronavirus, por lo que el 12 de marzo cerró con 4.1 dólares honkoneses por acción, 24% menos que los 5.38 dólares por acción reportados el 02 de enero; -4.2% en proporción a los 4.28 dólares por acción de febrero; y -0.5% ante los 4.12 dólares honkoneses por acción de principios de este mes.

Las aerolíneas europeas también están reportando dificultades, un ejemplo es Lufthansa que ha tenido que cancelar y disminuir viajes entre Europa y otros continentes.

Así esta aerolínea finalizó el 12 de marzo con 9.01 euros por acción, lo que derivó en una caída de 46% ante los 16.71 euros por acción de enero; 36% menos que los 14.05 euros por acción de febrero; y 20% menos que los 11.28 euros por acción de inicios de marzo.

Air France-KLM reportó 4.26 euros por acción el 12 de marzo, lo que significó un decremento de 58% ante los 10.25 euros por acción de enero; -49% en proporción a los 8.48 euros por acción de febrero; y 33% menos que los 6.37 euros por acción del 02 de marzo.

Mientras que las aerolíneas americanas también están resintiendo la restricción en los vuelos, tal es el caso de American Airlines que cerró el 12 de marzo con 13.45 dólares por acción, un contraste de -53.7% ante los 29.09 dólares por acción de enero; -50% que los 27.16 dólares por acción de febrero; y una baja de 28.6% ante los 18.86 dólares por acción de principios de marzo.

Delta por su parte finalizó el 12 de marzo con 33.71 dólares por acción, una pérdida de 43% ante los 59.04 dólares por acción de enero; -40% respecto a los 56.04 dólares por acción de febrero; y una baja de 28.5% ante los 47.16 dólares por acción de marzo.

Aeroméxico también ha presentado contracción en el precio de sus acciones, luego de cerrar con 10.18 pesos por acción el 12 de marzo, lo que derivó en un decremento de 38% ante los 16.35 pesos por acción de enero; -31% respecto a los 14.70 pesos por acción de febrero; y -21% en proporción a los 13 pesos por acción del 02 de marzo.

Mientras que en materia de carga las empresas también han reportado números a la baja, tal es el caso de FedEx que cerró el 12 de marzo con un precio de 97 dólares por acción, una diferencia de -37% ante los 155.1 dólares por acción de enero; -32.5% respecto a los 143.84 dólares por acción de febrero; y -30% en comparación con los 139.75 dólares por acción del 02 de marzo.

Al mismo tiempo, UPS culminó el 12 de marzo con 86.17 dólares por acción, -26% respecto a los 116.79 dólares por acción de enero; -15-5% frente a los 102.03 dólares por acción de febrero; y una baja de 7% ante los 92.75 dólares por acción de marzo.

Considerando las afectaciones que padecen las aerolíneas,, en una acción sin precedentes, la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) acogió con beneplácito el anuncio de la Comisión Europea (CE) de otorgar la suspensión temporal hasta junio de 2020 de la norma 80-20 "úsela o piérdala" para las franjas horarias de los aeropuertos. La decisión refleja la situación sin precedentes que enfrenta la industria de las aerolíneas y se analiza que esto se mantenga hasta octubre con la finalidad de permitir a las aerolíneas planificar sus horarios.

De acuerdo con la IATA, el Coronavirus COVID-19 ha causado un colapso en la demanda mundial de viajes aéreos. Debido al requisito de continuar operando una ranura de aeropuerto durante al menos el 80% del tiempo, las aerolíneas no han podido responder ajustando su capacidad.

“Las aerolíneas están en crisis. El colapso de la demanda no tiene precedentes. Y las aerolíneas están luchando para igualar la capacidad con la situación que cambia rápidamente. La decisión de la Comisión de suspender las reglas de uso de tragamonedas hasta junio significa que las aerolíneas pueden tomar estas decisiones críticas de inmediato, sin preocuparse por el impacto en la disponibilidad futura de las tragamonedas. Esto es muy necesario y muy bienvenido. Sin embargo, dadas todas las incertidumbres, es decepcionante que la decisión no cubra la temporada completa ", dijo Rafael Schvartzman, vicepresidente regional de IATA para Europa.

La decisión de la Comisión permitirá a las aerolíneas planificar horarios y reubicar aeronaves y tripulación donde la demanda sea más alta Mejore la sostenibilidad económica y ambiental al garantizar que los vuelos para los que no hay demanda puedan cancelarse; que las aerolíneas tengan una mayor flexibilidad para planificar la fase de recuperación y reintroduzca la capacidad donde y cuando sea necesario

La IATA estima que los ingresos de las aerolíneas podrían caer en alrededor de113 mil millones de dólares.

Comenta y síguenos en Twitter: @Irale1427 / @GrupoT21

Consulta la edición electrónica de la revista T21 de marzo en este link.