Avión accidentado cumple con estándares de seguridad: Conesa

El Director de Aeroméxico, Andrés Conesa, señaló que hasta el momento no cuentan con información sobre las causas del accidente del vuelo 2431 que cubría la ruta Durango-Ciudad México, y aseguró que el avión cuenta con todos los estándares de seguridad.

“No tenemos información, estamos esperando a que inicien las investigaciones y coadyuvando con la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), y cuando tengamos más información se los comentaremos”, manifestó.

En conferencia de prensa, puntualizó que la aeronave se fabricó hace 10 años por la empresa brasileña Embraer y se incorporó a Aeroméxico hace cuatro años, cuenta con mantenimiento completo y su servicio mayor se realizó en febrero pasado.

“Está al igual que todos nuestros equipos: cumpliendo al 100% con todos los estándares de seguridad que se establecen a nivel nacional e internacional”, sostuvo.

Acompañado por el presidente del Consejo de Administración de la aerolínea, Javier Arrigunaga, refirió que la tripulación comenzaba su jornada laboral en Durango.

Precisó que en el avión viajaban 99 pasajeros: 88 adultos, nueve menores y dos infantes, así como cuatro tripulantes, dos pilotos y dos sobrecargos.

Sin embargo, mencionó que el capitán Carlos Galván Meyrán está siendo intervenido debido a las lesiones que sufrió derivado del accidente, aunque no corre riesgo su vida.

Reiteró que hasta el momento no hay pérdidas humanas, y tanto la tripulación como los pasajeros están siendo atendidos en hospitales privados y públicos, y los gastos serán absorbidos por la empresa.

Andrés Conesa agradeció la solidaridad de la industria aérea y recalcó que apoyarán a todos los afectados y sus familiares en esta situación.

Por su parte, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) dio a conocer que se ha localizado a todos los pasajeros y tripulantes, que fueron o están siendo atendidos en diversos hospitales de la zona.

Señaló que el Aeropuerto Internacional de Durango ya reanudó sus operaciones de manera normal y que sigue en operación el COE (Centro de Operaciones de la Emergencia), conformado por la Comandancia del Aeropuerto, el administrador aeroportuario y las autoridades correspondientes, para coordinar las labores.

Informó también que se ordenó la integración de la Comisión Investigadora y Dictaminadora de Accidentes de Aviación, en la que participarán representantes de la DGAC, los colegios profesionales de la industria, así como representantes del fabricante Embraer.

ASPA ADELANTA CASO

La Asociación Sindical de Pilotos Aviadores (ASPA) consideró que la tripulación del vuelo 2431 de Aeroméxico que se dirigía a la Ciudad México, proveniente de la ciudad de Durango, pudo haber realizado una maniobra de aborto de despegue por alguna condición que lo impidió.

“El avión iba despegando y hubo una condición en donde el piloto decidió quedarse en la pista. Hay una diversidad de posibilidades que pueden generar el aborto de despegue como una falla de motor, un viento arrochado o la falla de otro sistema como el hidráulico o eléctrico”, señaló el secretario de Prensa y Publicidad del organismo, Mauricio Aguilera.

Comentó que todas esas condiciones serán investigadas por las autoridades correspondientes como la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, la DGAC y el fabricante brasileño del avión Embraer, entre otras.

Mencionó que ASPA activó su protocolo de emergencia y estableció comunicación con la tripulación, la cual se encuentra fuera de peligro, y brinda apoyo a las familias de los pilotos y sobrecargos por medio de dos miembros de la asociación que se trasladarán a Durango.

“Hicieron todo lo que estaba en sus adiestramientos para efectuar una maniobra de este tipo con la mayor seguridad posible”, afirmó Mauricio Aguilera.

A este respecto, ASPA indicó que la tripulación actuó de conformidad con los protocolos establecidos para atender este tipo de emergencias, "proporcionando la ayuda requerida para salvaguardar pasajeros y llevando a cabo las acciones ordenadas por los procedimientos estándar publicados”.

En un comunicado, afirmó que respetará los protocolos oficiales internacionales para la investigación de accidentes de aviación, que se llevan a cabo de manera rigurosa de acuerdo con el Anexo 13 de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI).

Aclaró que el dictamen final de la investigación puede durar de seis a 12 meses, dados los trabajos a desarrollar por los grupos de especialistas en factores humanos, fuselaje, motores, control de tránsito aéreo, meteorología, operaciones aeronáuticas y medicina legal, entre otros.

Este martes, cerca de las 16:00 horas, el vuelo AM-2431 de Aeroméxico con ruta Durango-Ciudad de México sufrió un percance momentos después de despegar.

Con información de Notimex

Comenta y síguenos en Twitter: @GrupoT21