Importación de camiones en ascenso constante; mercado interno en sentido inverso

En enero pasado se importaron un total de 867 vehículos pesados usados. Este volumen representó un incremento del 4.5% respecto a enero de 2020, mes en el que se importaron 830 unidades usadas, dio a conocer la Asociación Nacional de Productores de Autobuses, Camiones y Tractocamiones (ANPACT).

“Durante enero se comercializaron al menudeo un total de 2,114 vehículos pesados nuevos, lo que significó una disminución de 11.7% en las unidades vendidas. Para nuestra industria llama la atención que mientras las ventas de unidades nuevas cayeron en nuestro país, las importaciones de vehículos chatarra que son contaminantes, inseguros e ineficientes aumentaron”, alertó Miguel Elizalde, presidente ejecutivo de la ANPACT.

De acuerdo con Elizalde, el sentido contrario que se enfrenta entre importación de vehículos pesados chatarra y la caída de ventas al menudeo de vehículos pesados nuevos, “son un claro ejemplo de que la renovación vehicular en México no se da por decreto”, aseveró Elizalde.

El tener que vender exclusivamente vehículos nuevos con tecnologías EuroVI/EPA’10 sin contar el suministro de diésel Ultra Bajo Azufre (DUBA) en todo el país, alentará la importación de vehículos usados chatarra, tal como está sucediendo. 

En la perspectiva de ANPACT es mejor renovar la flota vehicular con la tecnología actual y que el uso de las tecnologías EuroVI/EPA’10 permanezca voluntario, en lugar de generar incentivos negativos que perjudicarán la renovación vehicular y la reducción de emisiones de contaminantes.

Si no se mantiene la producción e importación de las tecnologías EuroV/EPA’07, al menos hasta que el DUBA esté disponible en todo el territorio nacional, se fomenta la importación de vehículos usados, lo que genera un impacto social y económico negativo en detrimento de la reactivación, el empleo, el ambiente, la seguridad vial y de las personas.

“La industria está lista para las tecnologías más amigables con el medio ambiente, pero si no hay garantía de contar con el suministro del DUBA en todo el país, el efecto de NOM-044 será el opuesto al que se busca. Se inhibirá la renovación de la flota y se importarán vehículos usados que incrementan las emisiones contaminantes y son menos eficientes”, abundó Miguel Elizalde.

En el contexto energético que se vive, en México es fundamental para la industria productora de vehículos pesados, una de las más importantes del país, tener la certeza sobre el suministro de los combustibles adecuados —en este caso el DUBA— haciéndolo obligatorio en todos los municipios del país antes que la normativa ambiental, para mantener a México como potencia mundial número uno en exportaciones de tractocamiones y sexto lugar en vehículos pesados.

Para atender esta problemática, la ANPACT propone un ajuste a la NOM-044-SEMARNAT-2017, tal y como se hizo a finales de 2020, para que permita la convivencia de las tecnologías vigentes (EuroV / EPA’07) con las tecnologías EuroVI / EPA’10 hasta que sea se tenga el suministro del DUBA en todo el país.

En este sentido, la ANPACT ha propuesto una reunión con la titular de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), María Luisa Albores, con la finalidad de presentar soluciones ante el impacto negativo de la NOM-044 en términos ambientales, sociales, económicos y de renovación vehicular. 

La siguiente gráfica muestra un crecimiento pronunciado de las importaciones de vehículos pesados usados. De abril de 2020 a enero de 2021 estas importaciones se han duplicado, lo cual tiene un impacto directo en la industria de vehículos pesados establecida en México que genera empleos y una significativa derrama económica.

ANPACT importados

Derivado de la constante importación de vehículos denominados chatarra, en la siguiente gráfica se observa una caída más pronunciada en la venta de vehículos pesados nuevos vendidos al menudeo que la de importaciones de vehículos usados, que en muchos de los casos no cumplen con los estándares medio ambientales y tienen un impacto directo para la planta productiva de México, en términos empleo, así como en la reactivación económica.

ANPACT importados

Entre abril y de julio a noviembre de 2020, se incrementó sustancialmente la importación de autobuses usados, en detrimento de la industria que los produce en México. En este periodo, las importaciones de autobuses usados, muchos de ellos chatarra, llegó a sobrepasar las ventas al menudeo de autobuses nuevos, con las implicaciones negativas en términos de seguridad para los pasajeros y mayores emisiones contaminantes.

 

ANPACT importados

Revisa aquí la programación de: Diálogos Empresariales de Logística (de Grupo T21)

Comenta y síguenos en Twitter: @GrupoT21

  • Consulta la edición electrónica de la revista T21 de febrero en este link.
  • Suscríbete aquí al boletín de noticias de T21
  • Solicita tu suscripción a la revista impresa en: suscripciones@t21.com.mx